Faleceu hoje, dia 26 de agosto, José Carlos Barbosa Moreira. Um dos maiores juristas brasileiros da história, José Carlos Barbosa Moreira nasceu no Rio de Janeiro, no dia 17 de setembro de 1931. Foi professor titular de Direito Processual Civil na Faculdade de Direito da Universidade do Estado do Rio de Janeiro e desembargador do Tribunal de Justiça do Estado do Rio de Janeiro.

Estudou no curso de direito da Universidade do Brasil, atual Faculdade Nacional de Direito da UFRJ, entre 1949/1954.

Foi procurador do Estado do Rio de Janeiro de 1963 até 1978, quando se tornou desembargador do Tribunal de Justiça do Estado do Rio de Janeiro pelo quinto constitucional, aposentando-se desse cargo em 1992.

Autor de inúmeras obras jurídicas, dentre livros e artigos publicados em periódicos. Dentre os seus trabalhos publicados, destacam-se: "O Novo Processo Civil Brasileiro", "Comentários ao Código de Processo Civil" e "Temas de Direito Processual Civil" (em nove volumes). É patrono da Revista Eletrônica de Direito Processual. Além de suas obras, o autor é frequentemente citado pela doutrina e por inúmeras decisões.

Foi Presidente do Instituto Ibero-americano de Direito Processual e participou ativamente na elaboração de leis processuais, em congressos no Brasil e no exterior, bem como nas Jornadas de Direito Processual promovidas de dois em dois anos pelo Instituto Brasileiro de Direito Processual.

Mais uma grande perda para toda a comunidade jurídica brasileira, em especial para os seus alunos.

Na foto, ao lado da Professora Ada Pellegrini Grinover, que também nos deixou recentemente em julho.

O Instituto Brasileiro de Direito Processual manifesta a sua solidariedade aos seus familiares, amigos e alunos. Descanse em paz Professor José Carlos Barbosa Moreira e obrigado por seus preciosos ensinamentos.

 

Paulo Henrique dos Santos Lucon

Presidente do Instituto Brasileiro de Direito Processual



El pasado domingo, primero de abril de 2018, nos dejó mientras dormía en su casa de Trefacio, por los montes de Sanabria, María del Carmen Calvo Sánchez -para los cercanos siempre Carmina-. Había pasado la tarde tomando el sol en la nieve de su jardín, y quiso acostarse pronto, cansada. La acompañaba Fausto, su esposo, y Ana, una de sus tres hijas. Desde hacía un tiempo le afectaba una enfermedad degenerativa, que no había mermado en absoluto su diáfana claridad mental, pero sí su movilidad y su capacidad de comunicarse con fluidez. Era evidente que lo pasaba mal. Tenía solo 72 años.

Siempre es pronto para morir, y más para los seres queridos. Nos dejó con sigilo; no sólo este domingo pasado, en que simplemente dejó de respirar, sino también nueve años antes, cuando dejó la vida universitaria, que había sido para ella durante largo tiempo centro de preocupaciones y de desvelos, incluso siendo Decana de la Facultad de Derecho. Carmina era de las personas que no se toman nada a medias, lo que afrontaba lo hacía con seriedad y rigor castellanos, pero también con la dulzura de una madre paciente. Así había sido su paso por la Universidad de Salamanca. Cuando tuvo a sus cachorros universitarios algo crecidos, sintió que tenía una deuda pendiente con su propia familia a la que quería dedicar más tiempo, y entendió que podía dejar el área de Derecho procesal en manos en las que confiaba, aunque eran en verdad muy inexpertas.

Tiempo habrá de glosar sus amplios méritos y de recordar los esfuerzos denodados que conllevó ser la primera catedrática de Derecho Procesal de la universidad española en octubre de 1987. Su obra escrita es amplia, aunque bastante dispersa. Hace pocas semanas tuve la súbita intuición de comprometerme con ella públicamente a recuperar aquellos de sus trabajos que conserven mayor actualidad y procurar su difusión para enseñanza de todos. Pero hay muchas más cosas que poner de manifiesto, la mayoría de ellas intangibles.

En una época lamentable de divisiones y encontronazos entre los procesalistas españoles, ella -tan frágil como era en apariencia- se batió el cobre para defender a los suyos y nos dejó en herencia, entre otros regalos, un sentimiento de grupo, de escuela, en ningún momento excluyente sino abierta a todo el mundo, pero muy identificada con su actitud personal de hacer las cosas lo mejor que supiéramos y de compartir abiertamente nuestros éxitos y nuestros pesares.

Ahora nos queda recordarla todos los días. No será nada difícil. Para los que hemos convivido con ella tantos años sería imposible no hacerlo. Lo complicado es adaptarnos a su ausencia física, no poder ir a verla para contarle las últimas novedades y recibir sus siempre luminosos consejos. Con ella ocurría que su mera escucha nos reconfortaba y nos fortalecía. Nos hará falta; pero procuraremos sin duda honrar su memoria lo mejor que sepamos.

Descanse en paz.

Lorenzo M. Bujosa Vadell

Universidad de Salamanca (España)

Del 17 al 19 de octubre de 2018 se desarrollará en la Universidad de Salamanca (España) la "II Conferencia Internacional IIDP - IAPL" junto con la "XXVI Jornada Iberoamericana de Derecho Procesal", dedicada a la Prueba.

Se puede acceder acá a la web del congreso (ya es posible registrarse).

En el marco de la Conferencia se desarrollará también la primera edición del Premio Marcel Storme para jóvenes procesalistas (se puede acceder acá a las bases y a la convocatoria).

PROGRAMA EN CASTELLANO.pdf

PROGRAMA EM PORTUGUÊS.pdf

 

Se encuentra abierta la convocatoria a concurso de trabajos para los premios "Héctor Fix Zamudio - Prueba y Tribunales Internacionales" y "Hernando Devis Echandía - Problemas de Admisibilidad de la Prueba".

1.- Podrá enviar su trabajo cualquier asistente matriculado en el Congreso, estudiosos del Derecho Procesal que en la fecha de iniciación de las jornadas no hayan cumplido 40 años.

2.- Los estudios deberán ser inéditos y tendrán por objeto la temática del premio al que vaya dirigido, y no podrá exceder de 30 páginas a espacio sencillo, tamaño carta (A4), incluyendo citas, notas, bibliografía. Tipo de letra: Times New Roman, tamaño 12 y márgenes de 3 cms en cada lado de la hoja. 3.- Requisitos formales de presentación. En su página inicial deberá figurar: título, nombre completo del concursante, número de documento de identidad, dirección, teléfono, ciudad, dirección de correo electrónico y actividad profesional del concursante.

El trabajo deberá incluir al final una síntesis de sus proposiciones o conclusiones, la cual no podrá exceder de tres páginas

3.- La FECHA LÍMITE será el 16 de septiembre de 2018, justo 30 días antes del comienzo de las jornadas.

4.- Los trabajos deberán presentarse por correo electrónico en la siguiente dirección:  joan.pico@upf.edu

5.- Los trabajos serán evaluados por un jurado académico nombrado por la IIDP y compuesto por tres miembros y un suplente, quienes establecerán el orden de mérito de los trabajos recibidos

6.- Los criterios a evaluar son: estructura general, investigación realizada, originalidad de los planteamientos, validez jurídica de los argumentos, conclusiones alcanzadas y contribución al perfeccionamiento de los Códigos Modelos.

7.- Defensa.

  1. a) Se realizará una primera defensa presencial de los, a criterio del jurado, mejores trabajos presentados en paralelo a la realización de las jornadas.
  2. b) De la primera defensa el jurado seleccionará las tres mejores para premiar a los agraciados y que los mismos expongan en un breve espacio de tiempo las conclusiones de su investigación.

8.- PREMIOS en cada categoría:

1º 2.000 US$

2º1.000 US$

Ambos trabajos serán publicados en la Revista del Instituto Iberoamericano de Derecho Procesal.

Los premios, igualmente, podrán declararse desiertos.

 

 

 

Suscribite a nuestro Newsletter